Caja Rural: Préstamo personal para ti de Ruralvia

Deje su opinión:

Publicado el 30 septiembre 2016 por TopBanco.com

Hablar de la entidad Caja Rural, denominada en la actualidad Ruralvia, es hacerlo de uno de los grupos bancarios con una gran implantación y popularidad en la geografía española, ya que en este momento esta importancia, se manifiesta en más de 2.500 oficinas, y una amplía plantilla de profesionales, que dan asesoramiento a un alto número de clientes y usuarios, intentando poner a su disposición la oferta de productos y servicios, que la entidad tiene, fijando como máxima, la calidad de los ellos, lo que hace que esta entidad tenga desde hace mucho años, una gran popularidad asentada en la cobertura que dan a sus clientes, ya estén situados en poblaciones rurales o en ciudades de gran población.

préstamos personales para ti

Este grupo financiero, con gran presencia y volumen de operaciones en nuestro país, oferta una amplia gama de productos y servicios, pudiendo recurrir a él, siempre que se desee algún producto de financiación o servicio financiero.

Si hacemos referencia a los productos de financiación que tiene en su oferta comercial, hay que distinguir entre Préstamos Hipotecarios, Préstamos Personales, Leasing, Líneas ICO y Renting, haciendo que cada uno de ellos se adapte a la necesidad del cliente, con unos términos y condiciones de contratación fijados por la entidad financiera y aceptados por el propio cliente a la hora de su contratación.

Créditos personales de Ruralvia

Comentar que, con respecto a la búsqueda de productos de financiación que esta entidad oferta, hay que hacer hincapié en los créditos y préstamos Ruralvia, estableciendo en primer lugar la diferencia entre ambos conceptos, ya que cuando se habla de préstamos se hace, a la operación financiera por la que una entidad bancaria, entrega una determinada cantidad de dinero a un cliente o usuario de este producto, con la premisa principal, y es éste devuelva el dinero prestado, a lo que se suman unos intereses acordados para la operación, y todo ello en una serie de cuotas constantes, casi siempre mensuales, por las que se va amortizando la deuda que tiene abierta por la concesión de este préstamo, ya sea a particulares o a empresas, únicamente varía el cliente final al que va destinado el dinero.

Cómo conseguir financiación en Ruralvia

Pero, si lo que hacemos es hablar de un crédito, el concepto de financiación va a cambiar, ya que se trata de un producto por el que se presta una cantidad prefijada, de una manera “virtual”, ya que el cliente va a disponer de esa cantidad estipulada, pero no de una sola vez, ya que se puede ir retirando y disponiendo de ella de la manera que se establezca, generando una serie de gastos e intereses, que se van aplicando en función de la cantidad que el propio cliente rescate, siendo un producto que en la mayoría de los casos, se recurre a él cuando hay una falta de liquidez, para hacer frente a gastos imprevistos.

Solicitar un préstamo personal en Ruralvia

Es importante destacar, que en los últimos años, han surgido nuevas tendencias de este producto, como son los microcréditos o minicréditos, una forma de concesión de financiación rápida y sencilla, que intenta dar al cliente una oportunidad de afrontar pequeños proyectos y que basan su oferta en la rapidez del proceso, tanto de solicitud como de concesión, exigiendo al propio cliente muy pocos condicionantes para poder acceder a este tipo de productos financieros, aunque hay que dejar muy claro, que las entidades tradicionales, no tienen como prioritarios estos microcréditos, ya que no se encuentran dentro de su oferta potencial, debido sobre todo a que las condiciones que se piden, en la mayoría de los casos, para contratar un producto de estas características, por parte de las entidades bancarias clásicas, son más exigentes que estas empresas de concesión de créditos.

Con respecto a esos productos, y más concretamente a los préstamos, la alternativa más usada para la compra o adquisición de un bien, o también se utiliza para algún proyecto que necesite de recursos económicos más elevado y que el cliente no tiene o no dispone de capital necesario para afrontarlo, por lo que debe de recurrir al mercado de la financiación para acceder esa alternativa que ha seleccionado.

Desde Ruralvia se pone a disposición de clientes y usuarios, préstamos personales para afrontar ese tipo de inversiones, y más concretamente el denominado Préstamo Personal para Ti, que intenta facilitar al usuario la posibilidad de hacer realidad alguno de sus sueño, ya sea un capricho al que tiene muchas ganas de hacerse con él, o quizás ese proyecto de viaje que tanto tiempo lleva deseando, en definitiva se intenta que el cliente pueda acceder a una pequeña inversión, un producto financiero muy en uso por las entidades bancarias, ya que intenta acercar al cliente a la financiación de pequeños proyectos, principalmente asociados al disfrute de él, préstamos personales que ayudan a llevar a cabo pequeños sueños, y a unos tipos de interés de mercado, estableciendo en muchos casos pequeñas comisiones y gastos, ya que se intenta facilitar en todo momento, que el usuario se incorpore a la estructura de financiación de la propia entidad, estableciendo así una mayor fidelización en cuanto a productos y operaciones, entre ambos.

Opiniones de los préstamos de Ruralvia

Esa proximidad que desde Ruralvia se intenta dar a sus clientes y usuarios, hace que incluso con el desarrollo de las nuevas tecnologías, se transmita un acercamiento total, ya que han puesto en funcionamiento en su propia web corporativa, el portal de educación financiera, que intenta resolver las dudas y facilitar herramientas del mercado, para que el propio cliente de productos financieros, pueda elegir la alternativa para mejorar su economía.

Es importante destacar que la contratación de productos financieros, se puede realizar online por medio de su web , vía telefónica o físicamente acudiendo a sus oficinas, aunque es importante comparar varios productos de distintas entidades antes de realizar el contrato y firma, fijando siempre la atención en el tipo de interés, la duración de la operación y la vinculación que exige la entidad, para poder beneficiarse de mejoras en ese producto que se va adquirir, en definitiva el coste total de la operación que se va a llevar a cabo.